CÓMO CALCULAR CUANTA PINTURA NECESITO POR METRO CUADRADO

como calcular cantidad de pintura que necesito

CÓMO CALCULAR CUANTA PINTURA NECESITO POR METRO CUADRADO

Calcular cuanta pintura necesitas parece algo complejo, pero… ¡No te preocupes! ¡Es súper sencillo!

La regla de oro:

  • Cálculo por habitación: 0,9 a 1 LITRO de pintura por metro cuadrado de suelo.
  • Para pintar una casa: 0’6 a 0’7 LITROS de pintura por metro cuadrado de suelo.

Con esto, conseguiríamos dar dos pasadas a todas las paredes y el techo. Normalmente las paredes de cocina y aseos no se pintan por que suelen estar revestidas con azulejos (por eso la relación es distinta para un piso completo o un solo cuarto).

  • Un cubo de pintura de 1 Litro cubrirá hasta 8 metros cuadrados. Lo que es suficiente para pintar un techo o una pared de una habitación pequeña.
  • Un cubo de pintura de 4 Litros cubrirá hasta 32 metros cuadrados. Lo que es suficiente para pintar una habitación pequeña (dormitorio individual) con una sola capa. Necesitaremos dos cubos (8 Litros) para poder dar dos manos a todo el cuarto.
  • Un cubo de pintura de 12 Litros cubrirá hasta 96 metros cuadrados. Lo que es suficiente para una habitación de tamaño medio con dos capas.
  • Un cubo de pintura de 15 Litros cubrirá hasta 120 metros cuadrados. Lo que es suficiente para dar dos manos a una habitación grande (como un comedor o un pasillo)

Veamos de dónde salen esas cifras y si hay formas de gastar menos pintura (o más!).

COMO CALCULAR CUÁNTA PINTURA NECESITAS

Va a depender de cuatro factores igualmente importantes.

  1. La superficie (metros cuadrados de techos y paredes) que queramos pintar
  2. Las manos de pintura que tengamos que aplicar (podemos tener buen resultado a 1 mano repintando con el mismo color y quizá necesitar 2 o hasta 3 para colores muy distintos).
  3. La calidad de la preparación de la superficie. Las superficies muy porosas (obra nueva) necesitarán más pintura o una capa de imprimación que regule la absorción de pintura.
  4. La dilución correcta de la pintura afectará directamente a su redimiento, tanto por exceso como por defecto. Tenemos un artículo que responde expresamente a la pregunta ¿Hay que diluir la pintura?

COMO CALCULAR LOS METROS CUADRADOS DE SUPERFICIE DE UNA HABITACIÓN

En esta sección vamos a ver de dónde sale esa cifra de 1 a 0’9 litros de pintura por cada metro cuadrado de la habitación.

Para calcular la superficie total a pintar de una habitación, basta con que sepamos el ancho y largo del suelo de la habitación en metros. Multiplicaríamos las dos cifras (lo que nos daría el área o superficie del suelo) y multiplicamos por 4. Esa cifra es el total de metros cuadrados que tendremos que pintar e incluye tanto techos como paredes.

Puede parecer algo arbitrario, pero es una buenísima aproximación. Es un cálculo simplificado válido para la mayoría de casos. Podéis comprobarlo ahora mismo… ¡FUNCIONA!

CALCULAR CUANTA PINTURA NECESITO POR METRO CUADRADO

Vamos a ver el cálculo simplificado y el cálculo real para una habitación de 3 x 3 metros como la de la imagen.

Hemos de tener en cuenta que las habitaciones cuentan con ventanas, puertas, etc, y éstas no se pintan normalmente. 

Por otro lado, en la inmensa mayoría de casos, los techos de nuestros hogares oscilan entre los 2’50 y los 2’70 metros de altura.

CÁLCULO SIMPLIFICADO:

Largo x ancho = 9 x 4 = 36 metros cuadrados

CÁLCULO REAL:

Largo x alto = 3x 2’5 = 7’5 m2 (cada pared)

Largo x ancho = 3x 3= 9 m2 (techo)

Puerta (aprox) = 2 x 1 = 2 m2

Paredes = 7’5 x 4 = 30 m2 (superficie total paredes)

Paredes + techo = 39 m2 (superficie total)

Superficie total – superficie puerta – superficie ventana = 39 – 2 – 2 = ¡¡ 36 m2 !!

Ahora que sabemos la superficie a pintar (36 metros cuadrados), sólo hemos de tener en cuenta que el rendimiento aproximado de un litro de pintura es de unos 8 m2.

Como contamos con 36 metros cuadrados de superficie a pintar en total, necesitamos dividir la superficie por el rendimiento de la pintura (aproximadamente un litro da para pintar 8 metros cuadrados). Esto es 36 metros dividido entre 8 metros por cada litro = 36/8 = 4´5 litros de pintura.

Esa es la cantidad de pintura que necesitaríamos para dar una capa. Por lo que para darle dos manos a toda la habitación necesitaríamos el doble de pintura. 4’5 litros x 2 = 9 litros de pintura (y nos sobraría una cierta cantidad por si necesitamos hacer cualquier reparación el día de mañana).

En este punto comprobamos que la regla de 1 Litro de pintura por cada metro cuadrado se cumple a la perfección. Para una habitación de 3×3 metros (9 metros cuadrados de suelo) necesitaremos… ¡9 Litros de pintura!

Para el caso de necesitar pintar un piso completo, tenemos que tener en cuenta que las paredes de aseo y cocina normalmente están revestidas con azulejos que no se pintan. Una muy buena aproximación es la de contar que necesitaremos 0’6 a 0’7 Litros de pintura por cada metro de superficie que tenga el piso.

Es una relación que puede parecer arbitraria, pero funciona en la gran mayoría de casos.

Te adjunto un par de tablas con algunos ejemplos ya resueltos:

METROS CUADRADOS DE SUELO DE LA HABITACIÓN¿CUÁNTA PINTURA NECESITO PARA 2 MANOS?
3 × 3 m (9 m2)9 Litros
3 × 4 m (12 m2)12 Litros
 4 × 4 m (16 m2)16 Litros
4 × 5 m (20 m2)20 Litros
5 × 5 m (25 m2)25 Litros
Para habitaciones funciona perfectamente la relación de 1 Litro por cada m2 de suelo
METROS CUADRADOS HABITABLES DEL PISO¿CUÁNTA PINTURA NECESITO PARA DOS MANOS?
40 m224 Litros
50 m230 Litros
70 m242 Litros
90 m254 Litros
100 m260 Litros
Para calcular la pintura en un piso completo hay que tener en cuenta que las paredes de cocina y aseos no se pintan normalmente. Por lo que la relación 0’6 litros por m2 de suelo funciona en la mayoría de casos.

¿Quieres saber que más necesitas para pintar una habitación?

FACTORES QUE HACEN QUE NECESITEMOS MÁS PINTURA

Hay toda una lista de pequeños factores que pueden hacer que terminemos utilizando mucha más pintura de la que necesitaríamos totalmente. Vamos a enumerarlos para tratar de evitar caer en esos pequeños errores.

PAREDES MUY POROSAS

Es difícil que encontremos problemas con paredes demasiado “absorbentes” en viviendas ya pintadas. Nos estamos refiriendo a paredes recién enyesadas, paredes con revoques de hormigón o similares, muros rústicos, etc…

En este caso el problema es que la pared tiende a absorber muy rápidamente el agua que contiene la pintura, con lo que esta se vuelve una masa espesa sobre la pared. Al espesarse no podemos extenderla bien con el rodillo y perdemos mucho rendimiento.

¿COMO LO EVITAMOS?

Es imprescindible en esos casos utilizar un “tapaporos”. En algunos lugares se conoce como imprimación al agua, fijador, látex, etc. Lo que logramos con esa fina capa es cerrar el poro abierto de la superficie, con lo que deja de absorber el agua y nos permite trabajar cómodamente.

Para que sepas a qué me refiero, lo que buscaríamos es esto.

PINTURA MUY (O MUY POCO) DILUIDA

Es un factor al que no se le suele prestar demasiada atención. Resulta vital no sólo para no desperdiciar pintura, si no para lograr un resultado aceptable.

Poco diluida: La capa de pintura que dejaremos en la pared será excesivamente gruesa e irregular dejando zonas saturadas y zonas sin cubrir. Es muy fácil que terminen quedando sombras al pintar.
Muy diluida: Perderemos el poder de cubrición por lo que necesitaremos más manos y mancharemos mucho más por salpicadura.

Muchas veces por prisas o desconocimiento nos ponemos a aplicar la pintura tal cual sale del bote y es algo nefasto. En la mayoría de casos las pinturas vienen sin diluir y no son aptas para utilizar directamente sobre la pared.

Tenemos un artículo donde nos adentraremos en el maravilloso y fascinante mundo de “Cómo y cuánto diluir la pintura”. Nah, en serio, no es ciencia espacial. Pero si que hay que tener una serie de consideraciones y la experiencia ayuda mucho en esto.

Lo ideal sería consultar las recomendaciones del fabricante. Pero podemos hacernos una idea muy sencilla que nos puede ayudar bastante. No queremos que la pintura sea tan líquida como la leche ni tan espesa como la miel. Algo ligeramente más denso que el aceite nos dará una buenísima aproximación. Logramos cubrir sin saturar y salpicaremos muchísimo menos.

PINTURAS POCO CUBRIENTES

Ésto puede deberse a un factor común que puede darse en dos casos distintos.

Por un lado, hemos comprado una pintura demasiado económica y de dudosa calidad que contiene poca carga mineral y no logra cubrir el color anterior. Lo único que podemos hacer en este caso es trabajar un poquito más y dar pasadas hasta cubrirlo por completo para no malograr el bote que ya hemos comprado.

Por el otro, tenemos los colores “puros” (sobretodo rojos y amarillos suelen ser los más problemáticos). Son colores muy vivos compuestos prácticamente en su totalidad de pigmento con muy poca carga mineral. Ésto hace que tengan serias dificultades para cubrir colores previos. Si al pintar notamos que la pintura apenas logra tapar la capa anterior, podemos necesitar muchísimas manos para lograr un buen resultado.

Pintura en pigmento
Pigmento en polvo. ¡La pintura sólo es polvo, agua y pegamento!

Lo que yo suelo hacer (y que os recomiendo), es mezclar una porción del color intenso con algo de pintura blanca (no mucha!). La suficiente para dar una o varias capas. De esta forma cubrimos la pared con un color algo más suave pero ya cercano al resultado final.

Una vez tenemos ese color aproximado, podemos pintar con el color verdadero que reservamos al inicio y cubriremos perfectamente con un par de capas.

Es una forma bastante sencilla de economizar pintura. ¡Sobretodo si tenemos en cuenta que los colores vivos suelen ser bastante caros!

¿LITROS O KILOS DE PINTURA POR M2?

Hemos de ser muy cautelosos a la hora de calcular o comprar pintura. Es una confusión muy común, en pintura un litro de pintura no equivale a un kilo.

Pese a que la composición mayoritaria de las pinturas llamadas “de pared” es agua, existe un porcentaje variable (entre un 35% a un 45%) de mineral (responsable del poder de cubrición de la pintura) que es más pesado. Lo que aumenta la densidad (Wikipedia) total.

Como norma muy general un litro de pintura de pared tiene una densidad 1’5 veces mayor a la del agua. Por lo que pesa 1’5 kilogramos. Lo importante de ésto es que sepamos que la relación entre kilos/litros en pintura no es de 1 a 1.

Los fabricantes de pintura venden por litros y especifican el rendimiento por litro también. Sería bueno que nos acostumbrásemos a pensar en litros para evitar confusiones frustrantes como quedarte sin pintura justo antes de dar la última mano a ese pedacito de pared que falta…

CÓMO CONSERVAR LA PINTURA QUE NOS SOBRE

Si hemos hecho los cálculos correctamente nos sobrará algo de pintura. Y si, ¡Es súper importante que sobre al menos una poca! Explicaré primero por que es algo tan importante y luego veremos como conservarla para que no se degrade.

¿POR QUÉ GUARDAR PINTURA AL ACABAR?

Si al pintar la habitación gastamos absolutamente la pintura es posible que tengamos problemas más adelante. A la hora de hacer pequeños retoques en la pared es muy importante conservar una pequeña cantidad de la pintura original.

Cuando los fabricantes venden sus botes de pintura, éstos van etiquetados con un código que especifica a que lote pertenecen. Uno de los motivos para hacerlo es que puede haber ligerísimas variaciones entre un color de la misma marca por cada lote de fabricación. Aunque compremos un bote de exáctamente el mismo color y misma marca, si no pertenece al mismo lote y hacemos retoques sobre la pared pintada pueden notarse.

Quizá puedas pensar que si la diferencia es poca, no es tan importante. Pero… No es lo mismo hacer un discreto retoque detrás de la puerta, que tener que dar un brochazo justo en medio de la pared del salón. Y que quede ahí marcado por años como recordatorio de que: mejor la próxima vez guardaremos un poquito del color original…

¿COMO GUARDAR LA PINTURA QUE ME SOBRA?

A tod@s nos ha pasado… Si has guardado un poquito de la pintura que utilizaste y un tiempo después necesitas usarla posiblemente le hayan pasado algunas cosas.

  • La mezcla ha precipitado: No es un gran problema. La pintura acrílica suele ser una emulsión acuosa con partículas suspendidas que con el tiempo (mucho tiempo) tienden a depositarse en el fondo. Bastaría con agitarla hasta volver a lograr una mezcla homogénea y estaría lista para usar. Podríamos evitarlo rotando o agitando periódicamente el bote, pero es innecesario.
  • Se ha secado: GAME OVER. No, no hay nada que se pueda hacer con una pintura plástica seca. No hay forma de reactivarla como si fuesen témperas o algo así. Podemos leer en algunos artículos que utilizar agua muy caliente recupera la pintura. Sin embargo aunque consigamos “licuarla” los acrilatos (Wiki) ya se habrán secado y curado por lo que no mantendrán sus propiedades y la pintura será de una calidad pésima.

Podríamos evitarlo guardándolo en un envase hermético y además girándolo para que la tapa del recipiente quede abajo (como hacían nuestras abuelas). Se supone que es hermético, pero siempre existen pequeñas fugas. (no hay nada perfecto en esta vida!).

como almacenar pintura
Si nuestras abuelas lo hacían así, por algo será…
  • Huele fatal: Empiezas a preguntarte si guardaste algún animal muerto dentro del bote… ¡El olor es insoportable! Aunque parezca mentira podemos de alguna forma “recuperar” la pintura. Lo que ha sucedido es que el agua que añadimos a la mezcla para diluirla, se ha corrompido. Algunos microorganismos han proliferado dentro del bote y el resultado es ese olor desagradable. ¡Prueba a echarle unas gotitas de lejía! Aunque es cierto que puede alterar ligeramente el color el olor desaparecerá en su mayor parte. Podemos usarla si no vivimos en ambientes muy húmedos y el olor acabará por desaparecer totalmente al secarse sobre la pared. Para evitarlo, mejor guarda siempre pintura ANTES de diluirla. Si ya la has diluido échale unas gotitas de lejía antes de guardarla y así evitarás que los microorganismos se apoderen de todo el bote.

Espero como siempre que te haya resultado útil y hallamos despejado todas las dudas para que puedas calcular tu mism@ cuanta pintura necesitas. Poco a poco vamos desentrañando pequeños secretos que pueden marcar la diferencia y hacer el trabajo más sencillo e incluso hasta agradable 

¡Gracias por venir y no dudes en comentar cualquier pregunta o sugerencia!

Síguenos en Facebook e Instagram para no perderte nada.¿Quieres compartirlo?

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *