COMO PINTAR PLADUR POR PRIMERA VEZ

como pintar sobre pladur nuevo

COMO PINTAR PLADUR POR PRIMERA VEZ

Enfrentarse a una pared completamente nueva de pladur puede ser todo un reto. Tenemos una superficie perfectamente lisa y sin ninguna irregularidad. Lo último que queremos es marcarla y estropear el resultado al pintar.

Para pintar una pared de pladur por primera vez daremos una capa de imprimación, elegiremos una buena pintura, y pintaremos con rodillo sin repasar demasiado. Uno de los errores más comunes es insistir y repasar demasiado una zona con el rodillo. Se crearán marcas y relieves en las uniones que serán visibles con simple luz diurna.

También tendremos que lijar las zonas masilladas para asegurarnos que no sobresalen y quedan completamente a nivel del pladur. Al lijar hemos de ser cuidadosos. Si no quitamos toda la masilla sobrante tendremos pequeños relieves. Si nos pasamos, tendremos pequeñas depresiones y podemos llegar a exponer la venda.

La utilización de un taco de lija sólido nos ayudará. Si utilizamos un papel de lija, no tendremos control al repartir la presión uniformemente. Nos podemos ayudar también de una luz potente que ilumine la junta desde un lado para comprobar si crea sombras a causa de relieves o imperfecciones.

El uso de imprimación siempre es recomendable, pero si somos metódicos, no será imprescindible. Lo veremos más adelante.

Tenemos un artículo si ya has pintado la pared y han quedado sombras.

¿POR QUÉ SE MASILLA EL PLADUR EN LAS UNIONES?

El Pladur (o cartón-yeso) se instala en grandes placas preformadas de aproximadamente 1×2 metros. Para su fijación sobre la pared, se utilizan unos perfiles metálicos galvanizados a los que el pladur se atornilla directamente con tornillos especiales.

perfil metálico para pladur
Perfil metálico para fijar el pladur
tornillo para pladur
Tornillos especiales para pladur

Como el ajuste no es del todo perfecto, en las juntas o uniones, se utiliza una cinta de papel comunmente denominada “venda”. Ésta es la encargada de evitar que aparezcan grietas con el movimiento natural de las placas (cambios de temperatura, humedad, asientos de obra, movimientos sísmicos y vibraciones causadas por portazos, por ejemplo)

Para disimular la unión y volverla imperceptible se utiliza una masilla “elástica”. El pladur cuenta con unos rebajes en las zonas alrededor de los bordes que permiten que la venda y la masilla queden al mismo nivel que la propia placa.

cinta o venda para pladur
Cinta o venda para juntas
placas de pladur
Rebajes para alojar la cinta y la masilla

Al masillar y lijar adecuadamente las juntas las uniones se vuelven totalmente invisibles, por lo que tenemos la sensación de que la pared (o techo) forman un conjunto homogéneo.

Sin embargo, éstas zonas con masilla son las más susceptibles de crear relieves y marcas.

¿Por qué? Algo tan sencillo como que la capacidad de absorber humedad de la masilla es superior a la de la capa de cartón que recubre el pladur. Si pintamos sobre pladur sin tratar, la pintura que depositemos sobre la masilla secará mucho más rápido que el resto.

Si insistimos y repasamos con el rodillo de forma repetida sobre la misma zona, tenderemos a acumular más pintura en las juntas. Al haber secado más rápido que el resto, crearemos una sobrecapa.

En la mayoría de casos, ese simple hecho, bastará para que después del secado completo notemos zonas irregulares y sombreados extraños. El problema es mayor cuando pintamos laragas tiradas (como un pasillo) o cuando lo hacemos sobre paredes y techos en los que se refleja la luz que entra por las ventanas. Comunmente llamado “a contraluz”.

PINTAR PLADUR SIN IMPRIMACIÓN

¿Es preciso utilizar una imprimación para pintar pladur por primera vez? Como dije más arriba, es muy recomendable, sobre todo si no tienes demasiada experiencia. La imprimación igualará la absorción en toda la pared con lo que la pintura secará uniformemente.

Eso nos evitará las sobrecapas y acumulaciones que vimos más arriba.

como pintar pladur por primera vez
Pladur sin imprimación

De verdad te recomiendo imprimar encarecidamente si no tienes demasiada experiencia. Puede parecer que trabajarás de más aplicando la imprimación, pero ayuda muchísimo a conseguir un buen resultado.

Sin embargo, en el ámbito profesional no es algo que se utilice normalmente. Los profesionales normalmente lo que hacen es utilizar para la primera mano una pintura extremadamente diluida. ¿Y por qué?

La pintura muy diluida, consigue empapar por completo las zonas masilladas limitando su absorción. Al mismo tiempo, al estar tan diluida apenas aportamos pintura, por lo que el grosor de capa es mínimo. Casi imperceptible.

Al hacer esto, saturamos las zonas masilladas de una cierta cantidad del compuesto acrílico que contienen las pinturas para el hogar. Una vez seca la pared, esa cantidad de acrílico impide que las juntas absorban más pintura que el resto de zonas igualando el resultado.

Después de esa mano de pintura muy líquida, podremos pintar normalmente. De todas formas, insistir y repasar en exceso con el rodillo siempre es una mala idea.

También existen en el mercado pinturas específicas para pladur, pero… ¿valen la pena?

QUE PINTURA UTILIZAR PARA PINTAR PLADUR

Las pinturas denominadas “para pladur” son básicamente pinturas acrílicas normales de pared a las que se le incorpora agentes tensodinámicos. Éstos mejoran la nivelación de la capa de pintura al aumentar su tensión superficial.

Puedo decir que realmente dan un muy buen resultado y minimizan mucho el problema, pero tampoco son la panacea. Si la pared no está bien preparada o se pinta utilizando una mala técnica, no obrará milagro alguno.

Como casi siempre en pintura, una correcta preparación del soporte, una dilución adecuada de la pintura y escoger la mejor herramienta son mucho más importantes que el tipo de pintura elegida.

Tampoco es recomendable escatimar en pintura en ningún caso, pero si hablamos de pladur, todavía menos. Las pinturas más económicas cuentan con una composición más “gruesa” y menos elementos acrílicos y tensodinámicos.

Ésto hace que las posibilidades de lograr un mal resultado se multipliquen.

Tampoco necesitamos comprar la pintura más cara del mercado. Una pintura de gama media aplicada correctamente sobre un soporte preparado harán el trabajo a las mil maravillas.

QUE RODILLO UTILIZAR PARA PINTAR PLADUR

Este apartado será muy corto… Para pintar una pared de pladur utilizaremos el mismo rodillo que usaríamos para pintar cualquier pared lisa.

No hay rodillos específicos para pladur y no deberíamos invertir dinero en herramientas que así se auto denominen.

Cualquier rodillo profesional de pelo corto dará un excepcional resultado si tenemos en cuenta los factores anteriormente citados. En el mundo profesional se distinguen dos tipos de rodillo:

  • Para liso
  • Para gota

¡Y no hay más! ¿Quieres una recomendación rápida?

Puedes ver este rodillo de pelo corto en Amazon.

rodillo para pintar pladur
Un rodillo profesional no cuesta más que unos pocos euros en Amazon

PINTAR PLADUR CON PISTOLA

Pintar el pladur con pistola requiere mucha menos preparación y si se hace correctamente dará un resultado mucho más fino que el rodillo.

Al depositar la pintura poco a poco desde la pistola y no “tocar” la pared directamente es difícil que acumulemos más pintura en las juntas o uniones. Sin embargo, la técnica requerida para pintar a pistola no se adquiere de la mañana a la noche.

Muchos profesionales ni siquiera cuentan con una técnica adecuada, lo que malogra el resultado igualmente.

En paredes y techos tan lisos y perfectos como son los acabados con pladur, cualquier acumulación de pintura destacará irremediablemente.

Si no contamos con una buena técnica y somos metódicos al pintar con pistola, es muy fácil crear pequeñas áreas donde se acumule la pintura. Incluso hasta el punto de que empiece a gotear.

Mi recomendación personal, es que no compres una pistola para evitar un mal resultado. Es mucho más sencillo y económico preparar adecuadamente la superficie y pintar con un rodillo como haríamos normalmente.

ARREGLAR GRIETAS Y HUMEDADES EN EL PLADUR

Cuando hablamos de grietas o daños en el pladur casi siempre nos enfrentaremos a uno de estos problemas:

La venda se ha despegado y levantado

En caso de que la venda se haya desprendido del soporte tenemos dos opciones. O bien tratar de pegarla de nuevo y masillar encima, o sanear de forma radical toda la zona.

Para la primera nos serviremos de un pincel plano empapado en cola de carpintero diluida con agua al 50%. Levantaremos la venda para aplicar pegamento en la parte interior y haremos presión hasta que quede adherida. Luego masillamos la unión, lijamos y podemos pintar de nuevo.

Si los daños son importantes nos serviremos de un cutter para delimitar la zona. Luego procedemos a arrancar de la pared todo el material suelto hasta la línea de corte. No importa si “pelamos” el propio pladur desprendiendo una pequeña cantidad del cartón que lo recubre.

Masillamos generosamente y lijamos para igualar toda la superficie. Pintamos y el problema quedará solucionado.

La unión no contaba con venda y la masilla se ha agrietado

En este caso no nos servirá masillar encima y lijar. La grieta aparecerá de forma recurrente con el tiempo. Si queremos una solución temporal podemos hacerlo, pero será cuestión de meses (o semanas) que vuelva a aparecer.

Lo ideal sería eliminar una pequeña cantidad de material alrededor de la grieta mediante un taco de lija grueso. Tenemos que rebajar lo suficiente para poder colocar una venda a lo largo de la unión y masillar encima.

Antes de pegar la venda (suele ser autoadhesiva) es importante sellar la zona para mejorar la adherencia. Bastaría con un fijador común, cola de carpintero con agua al 50% o una pequeña cantidad de pintura más diluida de lo habitual.

Pegamos la venda y masillamos generosamente pero con cuidado por encima. Luego con un taco de lija eliminamos el exceso y podemos pintar normalmente.

La humedad ha separado la cubierta del cartón del yeso

En este caso será inevitable sanear la zona eliminando toda la parte que se ha despegado. Si no lo hacemos, al pintar crearemos zonas arrugadas sobre la capa de cartón.

Para sanear trazaremos un contorno alrededor de toda la zona estropeada. Luego con una cuchilla bien afilada, haremos un corte de aproximadamente 1mm de profundidad siguiendo el contorno. Con una poca presión de la cuchilla bastará. Se trata de cortar la primera capa sin meterte en el cuarto de al lado, ya me entiendes 😉

Luego procedemos a despegar todo el parche hasta exponer la capa de yeso. Ahora ya podríamos dar una capa de fijador o imprimación (para unificar el soporte de yeso que puede haber quedado debilitado por la humedad) y masillar.

Lijamos como hemos dicho anteriormente para eliminar el exceso de masilla, pintamos y la zona dañada será solo un recuerdo.

agujero en pladur
En este caso, mejor cambiar de país

CONCLUSIONES

Espero con este artículo haber resuelto tus dudas. A modo de resumen, volveré a insistir en algo que es fundamental en cualquier trabajo de pintura:

Una correcta preparación del soporte, una pintura bien diluida y utilizar la herramienta adecuada es la parte más importante del trabajo. Una pintura barata bien aplicada no dará mal resultado. Sin embargo la mejor pintura aplicada de mala forma afeará la superficie.

En el caso del pladur, como en el de cualquier superficie sin tratar que queramos pintar, todavía es más importante.

A veces somos reticentes a utilizar una imprimación, o a usar una pintura muy diluida porque suponen un trabajo “extra”. Sin embargo un buen trabajo es aquel que termina en un buen resultado.

No uno que se hace rápido y que acaba no demasiado bien…

¡Gracias por llegar hasta aquí!

¡Síguenos en Facebook e Instagram!

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *