COMO PINTAR UNA HABITACIÓN DE DOS COLORES

como pintar en dos colores

COMO PINTAR UNA HABITACIÓN DE DOS COLORES

Hay muchas formas distintas de pintar las paredes y techos de tu casa. Y cada una de ellas producirá un resultado notablemente distinto.

Una de ellas es jugar con los colores sobre las paredes o techos. Y no tenemos por qué quedarnos en el archiconocido: Paredes en color y techo blanco. Hay muchas combinaciones distintas que pueden cambiar radicalmente el aspecto de cualquier estancia de nuestra casa.

Las combinaciones de dos colores distintos en las paredes o techos de cualquier habitación cambiarán la percepción que tenemos de ese espacio. La habitación seguirá siendo la misma, pero nuestra forma de verla puede cambiar radicalmente.

Para pintar una habitación en dos colores, tenemos que primero tener claro qué colores queremos escoger y qué paredes queremos destacar o dejar en un segundo plano.

Vamos a ver cómo afecta a la percepción la forma en que podemos combinar zonas pintadas de colores más oscuros o más claros según las características de cada habitación.

COMO COMBINAR DOS COLORES EN UNA HABITACIÓN

Existen múltiples opciones a la hora de combinar colores. No sólo podemos elegir colores complementarios, opuestos, suaves, oscuros, etc. Además podemos decidir pintar sólo algunas partes de la habitación de un color más claro u oscuro para potenciar el espacio, para focalizar la atención sobre un área determinada o compartimentalizar visualmente la estancia.

Además a la hora de escoger el color, es recomendable tener en cuenta múltiples factores como el color de los muebles, el color del suelo, el color de la puerta, las ventanas, tapicerías y en definitiva cualquier elemento que quede a la vista en la habitación.

Tenemos un artículo que habla sobre algunos aspectos concretos a tener en cuenta. Como elegir el color para una habitación.

Vamos a tomar un modelo simplificado de una habitación cualquiera para enumerar todas las posibilidades con las que puedes mejorar cualquier espacio.

HABITACIÓN COMPLETA EN COLOR CLARO

Conseguiremos maximizar la percepción global de espacio disponible. La habitación se verá todo lo grande que puede verse.

Ideal para habitaciones pequeñas (sobretodo si tienen poca luz)

HABITACIÓN COMPLETA EN COLOR OSCURO

Tendremos un espacio mucho más “recogido”. La habitación será verá más pequeña y los muebles se percibirán más grandes y cercanos.

No recomendado para habitaciones con poca luz.

PAREDES MÁS OSCURAS QUE EL TECHO

En este caso “alejamos” visualmente el techo no cerrando tanto el espacio como si el techo fuese oscuro.

Recomendable para habitaciones con techos bajos o con paredes muy distantes en habitaciones amplias con techos bajos.

TECHO MÁS OSCURO QUE LAS PAREDES

Lo que conseguimos en este caso es “acercar” visualmente el techo. Compactamos la habitación sin cerrar el espacio tanto como si todo fuese oscuro.

Ideal para habitaciones con techos muy altos y/o en largas tiradas.

UNA PARED MÁS OSCURA QUE EL RESTO

Podemos utilizar esta combinación para enfocar la atención a la pared oscura o los elementos que haya en ella. Pero reduciremos la profundidad de la habitación “acercando” la pared oscura.

No recomendado en cuartos muy estrechos.

PAREDES OPUESTAS MÁS OSCURAS QUE EL RESTO

En este caso la atención recae sobre la pared clara que al ser del color del techo dan sensación de espacio.

Las paredes opuestas parece que se atraen y se acercan entre sí. El cuarto se alarga hacia la pared clara.

PAREDES OPUESTAS MAS CLARAS QUE EL RESTO

Con esta combinación acortamos visualmente el espacio y acercamos el techo.

Sería ideal para habitaciones alargadas con techos altos. Pintaremos de color oscuro la pared más estrecha.

ZONA INFERIOR MÁS OSCURA

Esta combinación es muy habitual en habitaciones para niños, cocinas, talleres, garajes, etc.

El color oscuro es mucho más tolerante con las manchas y al pintar la parte superior de un color más claro, la habitación se ve espaciosa y abierta.

ZONA SUPERIOR MÁS OSCURA

El contraste entre la zona superior y la inferior hace que la parte alta de la habitación gane peso y los elementos que coloquemos sobre las paredes destaquen más.

Puede darle un toque elegante a la estancia si añadimos un friso.

RAYAS

Rompen la monotonía del cuarto y darán amplitud en el sentido de las rayas, sean verticales u horizontales.

Es una buena forma de destacar una pared, disimular tabiques irregulares o acercar la pared visualmente sin perder demasiada luminosidad.

UNA ZONA DE OTRO COLOR

Éste es solo un ejemplo, pero podemos poner nuestra creatividad en marcha.

Conseguimos “aislar” visualmente un área de la estancia. Ideal para poner una mesa a juego con nuestro ordenador y crear un pequeño espacio de trabajo integrado.

COMO PINTAR UNA HABITACIÓN DE DOS COLORES

UN TRIÁNGULO DE OTRO COLOR

Otro ejemplo interesante. Podemos romper la monotonía de cualquier dormitorio sencillamente pintando un triángulo de otro color.

Además si ubicamos la cama en la zona oscura, podemos jugar con sábanas a juego para integrarla.

Existen tantas opciones como seamos capaces de imaginar. Pintar toda la casa de un color puede ser algo muy interesante si es algo que decidimos para decorar de una determinada forma.

Sin embargo no hay que tener miedo a salirse de las recomendaciones más típicas. Quizá hay un rincón especial en tu casa que podría destacarse o integrarse mucho mejor con algo tan sencillo y barato como una mano de pintura.

Experimentar es descubrir, ¡y siempre hay sorpresas interesantes a la vuelta de la esquina!

COMO PERFILAR LOS COLORES

Si nos hemos decidido a pintar una parte de la habitación de otro color, nos enfrentaremos tarde o temprano a la tarea de trazar una línea limpia que los delimite.

No es una tarea sencilla. La falta de práctica es algo imposible de solucionar por la vía rápida. Si intentamos hacerlo a mano, lo más probable es que terminemos con una línea serpenteante en la que los colores se entremezclan de forma irregular.

Ésto puede malograr el resultado y no es tan difícil conseguir una línea perfectamente recta y definida.

¿Cual es el truco?

Seguro que has pensado en la cinta de pintor a lo largo de la unión de los colores. Pero quizá si lo has intentado habrás visto que muchas veces al retirar la cinta la pared se pela estropeando el resultado y alargando la tarea.

Hay un truco muy sencillo que utilizamos en el mundo profesional para limitar la adherencia de la cinta y evitar que levante la pared al despegarse. Simplemente toma una porción de cinta del largo que abarquen tus brazos.

Pégala y despégala repetidas veces sobre tu ropa para que parte de las fibras de la tela se adhieran a la cinta y pierda parte de su capacidad adhesiva.

Luego puedes pegarla sobre la pared haciendo presión de forma leve pero uniforme a lo largo de toda la línea y pintar.

Si algo de pintura se filtra a través de la cinta tendrás que poner cinta del otro lado para corregirlo o utilizar un pincel pequeño y controlable para rematar los detalles.

Pero claro… esto es muy sencillo sobre una pared lisa. Pero… ¿Qué hacemos sobre una pared irregular como las que tienen gotelé?

COMO PINTAR DOS COLORES SOBRE GOTELÉ

En el caso de que nos enfrentemos a una habitación que tiene gotelé sobre las paredes seguiremos el mismo proceso salvo cuando queramos perfilar la unión entre los dos colores.

Es una operación delicada, no lo vamos a negar. Los profesionales tras años de experiencia acumulada son capaces de marcar la línea que separa los dos colores “a pulso”. Sin embargo esa habilidad requiere muchísima práctica.

Para el caso que nos ocupe, es muy buena idea utilizar cinta de carrocero pegada a lo largo de toda la esquina para minimizar la cantidad de pintura que pasaremos al otro lado.

Cuando tengamos uno de los colores terminados, pegaremos la cinta siguiendo la línea lo más fielmente posible. Iremos dando pequeños golpecitos con la yema de los dedos para ayudar a que se pegue sobre el gotelé irregular.

Luego empezaremos a pintar justo por esa línea. Para hacerlo, mojaremos el pincel muy poco. Podemos ir dando golpecitos perpendicularmente a la pared que estamos pintando. Trataremos de que poco a poco las cerdas del pincel vayan depositando la pintura.

Cuando tengamos esa línea marcada, podemos pintar el resto de la pared normalmente.

Si humedecemos demasiado el pincel o pintamos de arriba a abajo, la pintura se filtrará a través de los pequeños huecos que deje la cinta y estropearemos la unión.

IDEAS PARA PINTAR HABITACIONES EN DOS COLORES

Os dejamos a continuación algunas ideas para pintar habitaciones en dos o mas colores.

Como se puede ver, la creatividad no tiene límites y el atrevimiento muchas veces tiene recompensas inesperadas. Ambientes que se abren gracias a su color, zonas visiblemente limitadas que se integran en la estancia a la perfección o espacios potenciados gracias a una combinación de colores adecuada.

Todo un mundo de posibilidades al alcance de cualquiera.

¿Te animas?

Estas imágenes han salido de Pinterest y allí puedes encontrar cientos o incluso miles de ideas distintas que pueden servirte de inspiración. ¡Anímate y cuéntanos tu resultado en Facebook o Instagram!

¡Gracias por llegar hasta aquí!

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *