COMO LIMPIAR EL “BLU TACK” DE LAS PAREDES

como eliminar el blue tack

COMO QUITAR BLU TACK DE LA PARED

Con el paso del tiempo, por su propia formulación, el Blu Tack se vuelve más viscoso y adhesivo. Podemos tener problemas al tratar de quitarlo de la pared.

La mejor forma de quitar los restos de Blu Tack de la pared es utilizar otro trozo de Blu Tack. Haz presión y “retuercelo” sobre los restos para limpiarlos. No es buena idea utilizar espátulas o herramientas mecánicas para tratar de eliminarlo. Pueden dañar la pared y empeorar el problema.

COMO QUITAR BLU TACK DE LA PARED
Combatir el fuego con fuego. Versión Blu Tack

Si se resiste, prueba a dar pequeños golpecitos sobre los restos o a aplicar un poco de calor con un secador de pelo sobre los restos para volverlos más adhesivos.

Si aún después de probar con más Blu Tack no conseguimos eliminarlo completamente, podemos usar un carnet o tarjeta de plástico para ir retirándolo con cuidado. Humedecer la pared no ayudará a desprenderlo y por el contrario, hará más fácil que la pintura se desprenda.

La calidad de la pintura influye muchísimo. Las pinturas de más calidad son mucho más resistentes al roce y la abrasión. Y son más caras, pero es una de las mejores formas de ahorrar al pintar en casa.

Hay que decir que si quedan pequeños restos, pueden pintarse normalmente sin ningún problema. Pero en paredes lisas los relieves serán visibles tras el trabajo de pintura afeando la pared.

En el peor de los casos lo eliminaremos rascando cuidadosamente con una espátula metálica, utilizando una cuchilla o papel de lija. Llegados a este punto seguramente dañemos ligeramente la pared. Posiblemente necesitemos masillar y lijar para igualar perfectamente la superficie.

A veces aunque lo eliminemos por completo, en superficies porosas (como pinturas mate) puede quedar una mancha oleosa. Podemos utilizar una pequeña cantidad de agua jabonosa sobre un paño o antigrasas para tratar de eliminarla.

Suelen ser muy persistentes aunque no presentan problemas en caso de repintado de una pared. No traspasan a la siguiente capa de pintura normalmente.

¿Y por qué se producen esas manchas? La clave está en su composición…

¿QUE ES EL BLU TACK? DE QUÉ ESTA HECHO

El Blu Tack es una masilla adhesiva reutilizable compuesta de un tipo de caucho sintético. Se trata de una pasta moldeable (como plastilina) de baja adherencia. Es ideal para fijar temporalmente pequeños objetos.

El Blu Tack es fácilmente moldeable y sólo se adhiere si hacemos presión

Su uso más extendido es el de colgar posters o notas sobre la pared o puerta sin dañar el soporte, pero puede usarse para infinidad de cosas.

Corregir la posición de un cuadro torcido, sujetar piezas grandes que han sido pegadas mientras seca el pegamento, evitar que el móvil se deslice cuando vamos en coche, reducir vibración en altavoces, esconder una llave de repuesto, sujetar papeles sobre los que estamos trabajando, etc…

Su formulación incluye una cantidad variable de “Relleno Mineral” (del 60 al 90%), Polímero de hidrocarburo (del 1 al 10%), Pigmento (del 0 al 1%) y Aceite mineral (del 1 al 10%).

Y es precisamente ése último ingrediente el responsable de que queden manchas de tipo oleoso sobre la pared.

Idealmente el Blu Tack está concebido para adherirse sobre superficies no porosas como el cristal, plástico, metal o pinturas brillantes. Cuando lo ponemos sobre un material poroso como la pintura mate, el ladrillo o la madera el aceite que lo compone se irá infiltrando lentamente en el material.

Ésto hace que muchas veces lo utilizamos para evitar “agujerear” la pared con una chincheta y el remedio termina siendo mucho peor que la enfermedad. Para una pared muy porosa es más recomendable usar una pequeña chincheta. El agujero se puede tapar muy fácilmente y en la mayoría de casos suelen cubrirse por si mismos al pintar de nuevo.

Las chinchetas son una buena solución siempre que
no “acribillemos” la pared con decenas de agujeros.

Otra particularidad es que con el paso del tiempo el Blu Tack se va degradando progresivamente. La mezcla se vuelve más dura y pegajosa con el paso del tiempo. Por este motivo que al tratar de quitarlo después de mucho tiempo nos costará más.

Cuanto más poroso sea el material, más se degradará la mezcla y más difícil nos resultará eliminarlo completamente. Además en un material como el cristal o el metal podríamos eliminarlo mediante procedimientos mecánicos (rascando muy fuerte, vamos). Cosa que no podremos hacer sobre la pared sin estropearla.

COMO QUITAR BLU TACK DE LA ROPA

En caso de que una cantidad de Blu Tack se haya adherido a la ropa o a una alfombra retirarlo no será fácil. Pero podemos eliminarlo casi por completo.

Lo primero que haremos será eliminar la mayor cantidad posible utilizando otro trozo de Blu Tack. Tenemos que hacer presión sobre los restos y movimientos en el sentido de la fibra para desprender la mayor parte.

Los pequeños restos que queden adheridos a las fibras tendremos que retirarlos pacientemente con un cepillo mientras aplicamos alguna solución anti grasa. Lavavajillas, antigrasas de fórmula o jabón de lavar.

Tendremos que insistir mucho pero en la mayoría de casos conseguiremos eliminarlo casi por completo.

Para los últimos restos podemos utilizar papel absorbente y una plancha. Colocamos el papel absorbente (de cocina p. ej) sobre la zona y pasamos la plancha repetidas veces. El Blu Tack se volverá más fluido y viscoso quedando adherido al papel.

¡¡Hemos de retirar el papel inmediatamente y antes de que se enfríe!! Si no, puede quedar adherido a la tela.

COMO QUITAR BLU TACK DEL PELO

No es algo que suela pasar, pero si tenemos un descuido (sobretodo en niños) el Blu Tack puede acabar enredado en el pelo como si fuese un chicle.

Oooops! Eso tiene mala pinta…

El problema no es retirarlo, es hacerlo sin empeorar la situación terminando con una maraña de pelo pegada a él. Existen dos métodos (aplicables al chicle igualmente):

Aceite de cocina

Es un remedio rápido y efectivo. No tanto como cortar directamente el mechón de pelo, pero mucho menos traumático desde luego. Sólo tenemos que impregnar la zona con abundante aceite a temperatura ambiente. Ésto impedirá que el Blu Tack siga pegándose cada vez más y más.

Ahora podemos ir separando lentamente el pelo. Podemos ayudarnos con un pequeño peine o un cepillo de dientes.

Hielo

El hielo actúa de una forma “similar” al aceite pero es mucho menos efectivo. Por una parte enfriar el Blu Tack lo volverá más sólido y menos adherente. Al volverse más duro no se pegará tan fácilmente y podremos ir retirándolo poco a poco.

No es tan rápida como el aceite ni tan eficiente.

Alcohol u otros disolventes

No son para nada recomendables. El alcohol no afecta a las propiedades del Blu Tack. Y si utilizamos un disolvente capaz de “deshacerlo” (como el disolvente para clorocaucho) lo que tendremos será una masa más líquida, más adhesiva y mucho menos controlable.

Amén de que con estos productos dañaremos el pelo. Y lo más importante: podría llegar a caernos o salpicar en los ojos y terminar la tarde visitando la sala de urgencias.

Mala idea. Los productos irritantes o corrosivos, NUNCA cerca de la cara.

BLU TACK CASERO

Si necesitamos Blu Tack y no disponemos de él, podemos tratar de “fabricarlo” por nosotros mismos. Hay que decir que en cuanto a adherencia conseguiremos un producto muy similar con ingredientes caseros.

Sin embargo no será reutilizable tras poco tiempo y sobretodo: Si lo usamos sobre una superficie pintada, aumenta el riesgo de dañarla al tratar de eliminarlo.

Existen un sencillo método:

CON UNA BARRA ADHESIVA

Necesitamos una barra de pegamento de las que usamos para manualidades. Es mejor que esté ligeramente reseca. Lo suficiente para que siga siendo flexible pero demasiado duro para extenderlo.

Barra de pegamento para manualidades

Podemos utilizar una barra nueva dejándola secar destapada durante unos días. O bien podemos añadirle una pequeña cantidad de polvos de talco o harina para evitar que sea excesivamente pegajosa.

Sacamos todo el pegamento y lo amasamos con las manos hasta que quede una pasta uniforme que no se nos pegue a los dedos fácilmente. Podemos añadir polvos de talco o harina hasta que necesitemos hacer presión para que se adhiera.

Hay que tener en cuenta que la composición original del BLU TACK no incluye agua, por lo que con el paso del tiempo su textura se mantiene. Sin embargo, si lo hacemos con una barra de pegamento seguirá secándose quedando inservible al poco tiempo.

Podemos envolverlo en film transparente de cocina para evitar que pierda humedad y conserve sus propiedades por más tiempo.

CONCLUSIONES

Como cualquier otro método que utilicemos para fijar algo sobre la pared, es muy probable que con el tiempo se termine dañando el soporte.

Si cuidamos una pared con mucho esmero puede resistir igual que el primer día (o casi) hasta la siguiente ocasión en que necesitemos pintar. Pero desde esta web preferimos poner el acento en que las paredes y la casa “hay que vivirlas”.

Creamos esta web con la intención de mostrar que el trabajo de pintura es algo que cualquiera puede hacer.

No hemos de tener miedo de estropear una pared, el objetivo de pintar es sentirnos a gusto en nuestro hogar. Con lo que personalizarla y decorarla según nuestras preferencias (aún a riesgo de dañarla) es algo beneficioso.

Si sabemos que podemos repararlo, la preocupación por dañarlo no nos impedirá disfrutar de ello.

¡Gracias por llegar hasta aquí!

Si quieres puedes seguirnos en Facebook o Instagram para no perderte nada.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *