PINTURA ANTICALÓRICA PARA CHIMENEAS-ESTUFAS DE LEÑA Y BARBACOAS

PINTURA ANTICALORICA

PINTURA ANTICALÓRICA PARA CHIMENEAS-ESTUFAS DE LEÑA Y BARBACOAS

Las altas temperaturas son enemigas directas de la pintura. Se volverá quebradiza y se desprenderá exponiendo a los elementos la zona pintada.

Para ello contamos con una pintura denominada “anti-calórica”. Es capaz de resistir temperaturas extremas sin perder sus propiedades. No hemos de confundirla con la pintura reflectante (usada para reflejar el calor y alejarlo de la zona pintada).

Las pinturas anticalóricas están formadas por resinas sintéticas en base silicona capaces de resistir altas temperaturas que van desde los 250ºC a los 900ºC. Existe una amplia variedad de colores y rango de temperaturas soportadas.

Adjuntamos una tabla de las temperaturas que se alcanzan normalmente para que pueda ayudarte a elegir mejor.

A QUÉ TEMPERATURA FUNCIONA:Temperatura máxima aproximada
RADIADOR DE AGUA PARA CALEFACCIÓN60ºC
RADIADOR DE ACEITE PARA CALEFACCIÓN75ºC
ESTUFA DE LEÑA300ºC
CHIMENEA DE HIERRO350ºC
BARBACOA450ºC
TUBO DE ESCAPE500ºC
Temperatura aproximada de algunos elementos que podríamos pintar con pintura anticalórica

Dejamos fuera de la tabla los hornos de hierro domésticos. Aunque son pinturas capaces de aguantar la temperatura máxima a la que funcionan (unos 275ºC), estas pinturas no están preparadas para uso alimentario. Podríamos pintar el exterior, pero no es nada recomendable hacerlo en el interior.

PINTURA ANTICALÓRICA PARA CHIMENEAS-ESTUFAS DE LEÑA Y BARBACOAS
Podemos pintar las zonas exteriores pero nunca
las paredes interiores de un horno doméstico

PARA QUE SIRVE LA PINTURA ANTICALÓRICA

Las pinturas anticalóricas son ampliamente utilizadas en la decoración de chimeneas de hierro no empotradas, radiadores o barbacoas. No sólo cumplen una función decorativa. Las temperaturas extremas fomentan la oxidación.

La capa de pintura aislará al metal evitando la oxidación, deterioro y pérdida de integridad estructural a causa de la temperatura.

Gracias a su formulación con resinas especiales y pigmentos metálicos tienen una muy buena resistencia a las altas temperaturas. No se degradan tan rápidamente (aunque terminarán haciéndolo). Pero conservan el color y la resistencia a pesar de someterse a calores que destruirían otras pinturas.

Según el uso al que queramos destinarlas y las distintas marcas, tenemos pinturas capaces de soportar hasta 900ºC.

Sin embargo las pinturas para altas temperaturas no están diseñadas para ofrecer propiedades retardantes al fuego. Existe un tipo de pintura específico capaz de retrasar el inicio de las llamas llamadas “itumescentes”.

La pintura anticalórica sin embargo no reaccionará a las llamas y no propagarán las llamas en la superficie.

COMO APLICAR PINTURA ANTICALÓRICA

La pintura anticalórica no tiene ninguna diferencia apreciable a la hora de trabajar con ella. Pese a que su composición difiere de los esmaltes normales, podemos utilizar exactamente las mismas herramientas.

CON RODILLO O BROCHA

Seguiremos exactamente el mismo criterio que aplicaríamos para pintar metal con cualquier otra pintura:

  • Sanear la superficie eliminando la pintura en mal estado (si la hay)
  • Eliminamos cualquier resto de óxido de la superficie
  • Limpiamos con un paño empapado en disolvente
  • Diluimos la pintura según las indicaciones del fabricante
  • Aplicamos la pintura normalmente con la herramienta adecuada (brocha, pincel o rodillo)

Hemos de aplicar la capa de pintura justa. Las pinturas tipo esmalte (como la anticalórica) tienen compuestos tensodinámicos que aumentan su tensión superficial igualando la superficie al secar.

Si pintamos con el rodillo prácticamente seco impediremos que la capa de pintura se unifique gracias a la acción de estos compuestos. Como resultado, marcaremos la superficie con texturas indeseadas.

Si aplicamos pintura en exceso nos pueden aparecer “pliegues” por acumulación durante el proceso de secado. Y peor aún, la pintura puede gotear o formar gotas en la superficie que tardarán en secar. Además de que quedarán horribles, con el tiempo pueden desprenderse exponiendo el metal.

Tenemos que aplicar la pintura justa para que se “autonivele” por si misma. Humedecemos ligeramente el rodillo o la brocha y extendemos la pintura hasta que nos cueste dejar más pintura. En ese momento, en lugar de insistir haciendo presión sobre la herramienta, humedecemos de nuevo y unimos la zona ya pintada con la pintura fresca.

Muchas veces cuando vemos que el color no cubre lo suficiente y es probable que necesitemos otra mano, tratamos de dejar más cantidad de pintura para ahorrar trabajo. Es mala idea, no conseguiremos que quede uniforme y probablemente chorreará por algunos puntos.

Las pinturas anticalóricas funcionan muy bien sobre zonas oxidadas (y saneadas), pero no son las más ideales. Tenemos un artículo que habla expresamente sobre pintura antióxido.

PINTURA EN SPRAY

Para aplicarla en formato Spray no hay grandes dificultades. Sencillamente tenemos que agitar el spray durante una buena cantidad de tiempo. Si el contenido del bote no está perfectamente homogeneizado tendremos un acabado irregular.

Para pintar con el spray tenemos que hacerlo a una distancia de entre 25 – 30 centímetros. Haremos pasadas rápidas sin pararnos en ninguna zona. Si necesitamos insistir en un área, lo haremos con rápidas pasadas igualmente.

Es importante no pulsar el difusor (ni soltarlo) mientras tengamos el spray sobre la superficie a pintar. Cuando accionamos el difusor se produce un golpe de aire progresivo que expulsa la pintura en forma de pequeñas gotas. Al dejar de accionarlo, el aire deja de salir de forma progresiva también, con lo que también proyectará pequeñas gotas.

Lo ideal es accionarlo y soltarlo fuera de la pieza al inicio y al final de cada pasada. Es algo complejo de explicar pero… Seguro que si piensas en un graffitero el gesto te viene a la cabeza rápidamente. Pulsar-pasada-soltar. Así, en plan mantra.

¿CUAL ES LA MEJOR PINTURA ANTICALORICA?

¡Depende! ¿Estamos buscando la pintura capaz de resistir las más altas temperaturas? ¿Quizá buscamos una pintura con un color o acabado determinado?

Son factores que pueden hacer que nos decantemos por un tipo u otro. Las casas de pinturas van aumentando progresivamente su oferta en pinturas resistentes al calor. Sin embargo aunque podemos encontrar pintura capaz de resistir 900ºC probalemente no podamos encontrarla en el color que queremos. Hay otras casas de pinturas que ofrecen una amplia gama de colores aunque no lleguen a temperaturas tan altas.

Te mostramos una pequeña selección de pinturas anticalóricas que puedes encontrar en Amazon con sus principales características para ayudarte a tomar una decisión. Ordenadas desde la más a la menos resistente:

Pyro Feu 24950 Pintura Térmica 900ºC – 400ml

IDEAL PARA:

  • Barbacoas de carbón
  • Tubos de escape
  • Motores

COLORES:

  • NEGRO
  • GRIS

XYLAZEL 6070102 Pintura anticalorica 600ºc – 375 ML

IDEAL PARA:

  • Chimeneas de Hierro
  • Barbacoas
  • Estufas de leña

COLORES:

  • NEGRO

Esmalte anticalórico KOLMAN 600°C – 750 ML

IDEAL PARA:

  • Chimeneas de Hierro
  • Barbacoas
  • Estufas de leña

COLORES:

  • GRIS CON EFECTO FORJA

ESMALTE SILICONA ANTICALÓRICO proa 450ºc – 750ml

IDEAL PARA:

  • Chimeneas de Hierro
  • Barbacoas
  • Estufas de leña

COLORES:

  • NEGRO

Titan M71753 – Pintura anticalorica 350ºc – 750 ml

IDEAL PARA:

  • Chimeneas de Hierro
  • Radiadores
  • Estufas de leña

COLORES:

  • NEGRO

Titan M71753 – Pintura anticalorica 350ºc – 400 ml

IDEAL PARA:

  • Chimeneas de Hierro
  • Radiadores
  • Estufas de leña

COLORES:

  • ROJO ( EXISTE UNA AMPLIA GAMA DE COLORES)

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *