PORQUE LA PINTURA NO CUBRE BIEN | 5 MOTIVOS

pintura que no cubre

PORQUE LA PINTURA NO CUBRE BIEN

Es realmente desconcertante. Te pones a pintar y por más que insistas, la pintura no cubre en absoluto… ¿Por qué la pintura no cubre?

La respuesta es que la pintura no cubre bien porque está demasiado diluida, el bote no está bien removido o estamos tratando de cubrir manchas de grasa, tinta o nicotina. Utilizar rodillos con muy poco pelo, o pinceles muy duros también pueden dificultar la cubrición de la pintura.

porque la pintura no cubre
Aunque nos enfrentemos a colores demasiado oscuros…

pintura cubierta con blanco
… si hacemos todo bien, lo cubriremos en 2-3 manos

Como se puede ver, muy pocas veces tiene que ver con la técnica utilizada, si no con una preparación incorrecta del soporte, la propia pintura o herramientas no adecuadas.

La preparación del soporte suele obviarse con frecuencia, pero es fundamental. No solo mejora la cubrición, si no que además evita que pueda pelarse la pintura.

Vamos a detallar cada uno de los problemas a continuación.

LA PINTURA NO CUBRE PORQUE ESTÁ DEMASIADO DILUIDA

Seguramente entre dentro de la lógica que si añadimos demasiada agua a la pintura, ésta va a estar más diluida y cubrirá menos. Sin embargo es posible que no tengamos en cuenta que el “ligante” que conforma la pintura también perderá gran parte de sus propiedades.

Normalmente las pinturas están formadas por una emulsión acuosa acrílica o vinílica. Es este compuesto el que le otorga su resistencia. Cuando añadimos demasiada agua a la mezcla limitamos la estabilidad de la pintura, por lo que aunque esté seca al tacto, si aplicamos una nueva capa de pintura comenzaremos a remover la capa anterior.

Se que lo hemos comentado en infinidad de artículos, pero lo idóneo es seguir las recomendaciones del fabricante. En todos los botes o cubos de pintura podemos encontrar información sobre cuanta agua (o disolvente) añadir para lograr una mezcla óptima.

Si no es el caso, podemos hacernos una idea siguiendo el siguiente razonamiento;

No queremos que la mezcla sea tan líquida como la leche ni tan espesa como la miel. Queremos que la pintura tenga una consistencia algo más densa que el aceite. Algo parecido a la nata de cocinar, crema de leche o yogurth líquido es una muy buena aproximación igualmente.

porque la pintura no cubre
Un ejemplo perfecto de pintura demasiado diluida que no cubre..

LA PINTURA NO CUBRE PORQUE NO LA HEMOS REMOVIDO BIEN

Como dijimos en el apartado anterior, la pintura normalmente está conformada por un ligante, una carga mineral y pigmento (básicamente polvo muy fino). Estos tres componentes se encuentra homogeneizados y perfectamente mezclados cuando sale de fábrica.

Sin embargo, si pasa demasiado tiempo la mezcla puede precipitar separando los componentes. En ese caso, nos encontraremos con que la parte líquida (mal llamada resina) queda en la parte superior y el pigmento y la carga mineral van al fondo del bote.

Si no removemos perfectamente el contenido antes de comenzar a aplicarla, estaremos literalmente dejando en el fondo del cubo todo el material que se le añade a la pintura para darle su poder de cubrición.

Es imprescindible que removamos el cubo por completo. Trataremos de llegar al fondo del mismo para garantizar que todo el contenido del mismo está homogeneizado.

Es un problema que se acentúa con algunos tipos de pintura. Aquellas más económicas cuentan con una carga mineral de más grosor, por lo que tienden a precipitar con más velocidad.

Podemos o bien utilizar una varilla “batidora” conectada a un taladro, o utilizar un palo lo suficientemente largo para llegar al fondo del bote sin dificultad y remover concienzudamente. Es importante no remover la pintura de una forma demasiado vigorosa para evitar introducir demasiado aire en la mezcla si no queremos que al pintar aparezcan burbujas.

PINTURA QUE NO CUBRE PORQUE REPASAMOS DEMASIADO

Es algo difícil de explicar porque… ¿Cuánto es demasiado?

A veces cuando estamos pintando por primera vez tendemos a intentar lograr un resultado perfecto en cada mano. Nos parece que la textura es demasiado fuerte, o que nos hemos quedado cortos de pintura y repasamos y repasamos con el rodillo como si no hubiese un mañana.

Lo ideal sería hacer una pequeña prueba antes de lanzarnos a pintar una pared o techo completo. Muchísimas veces la pintura pierde un volumen muy considerable al secar, por lo que esa textura que nos parece tan exagerada mientras está húmeda, será casi imperceptible una vez seca.

Si nos empeñamos en repasar mientras la pintura ha comenzado a secarse, lo que haremos será remover pintura ya seca que se aglutinará formando pequeños montoncitos. Al mismo tiempo, al aglutinar esa pintura, la estaremos retirando de otros puntos de la pared.

Ésto hará que creemos zonas muy texturizadas por exceso de acumulación y al mismo tiempo perderemos cubrición, por lo que tendremos que dar más manos empeorando el problema.

Si hemos puesto demasiada pintura, desgastaremos rápidamente el rodillo y daremos una ligerísima pasada (sin hacer presión) para retirar el exceso. Y si nos quedamos cortos de pintura dejaremos que seque y volveremos a pintar de nuevo.

El defecto de pintura es algo que se arregla pintando otra vez. El exceso crea problemas que requerirán otros trabajos mucho más complejos y tediosos.

PINTURAS DE COLORES “PUROS” O MUY VIVOS

La capacidad de una pintura de cubrir correctamente, depende de la carga mineral que ésta tenga. En los colores claros o blancos, se utiliza un polvo muy fino (usualmente óxido de titano) que tiene una gran opacidad. Para los colores muy oscuros se utilizan derivados del carbón que igualmente cubren con gran facilidad.

Sin embargo cuando compramos pinturas de colores puros o muy vivos (amarillo, rojo vivo, etc) se utilizan bases transparentes que no contienen casi carga mineral. Están compuestas casi en su totalidad por un “ligante” (acrílico, vinílico, sintético) y pigmento para conseguir esos colores puros.

Al carecer de esa carga mineral su capacidad de cubrición se reduce muchísimo. Es por eso que si tratamos de pintar por ejemplo rojo vivo sobre una pared previamente pintada de azul, podemos llegar a necesitar innumerables pasadas para lograr un resultado perfectamente uniforme.

Si éste es tu caso, aunque parezca contraintuitivo te recomiendo que primero pintes la pared de blanco y luego procedas a aplicar el color. La pintura blanca es más barata que la pintura de color y además podemos lograr reducir el número de pasadas necesarias hasta la mitad o menos.

PINTURA QUE NO “AGARRA” LA PARED

Cuando la pintura no agarra y es repelida por la pared, casi con total seguridad se deberá a que estamos aplicándola o bien sobre una mancha de grasa, aceite o silicona.

Cualquier grasa (mineral o vegetal) y los productos basados en silicona presentan propiedades hidrófobas. Ésto quiere decir que repelen y desplazan el agua, por lo que si utilizamos una pintura en base agua para tratar de cubrirlos, veremos como es desplazada.

En caso de que utilicemos una pintura al disolvente, veremos como efectivamente la pintura es capaz de cubrir la mancha. Pero aunque visualmente el resultado sea satisfactorio, la adherencia al soporte será mínima. Por lo que se tratará de una pintura frágil y con tendencia a descascarillarse o desprenderse.

¿Qué hacemos entonces en estos casos?

PINTURA CUBRE MANCHAS

La pintura cubre manchas es una pintura especialmente formulada para en primer lugar lograr la máxima adherencia posible y por otra parte, aislar la mancha de las siguientes capas de pintura que apliquemos.

Sin embargo no obra milagros.

En caso de que la mancha de aceite o grasa se encuentre sobre una superficie de difícil limpieza (una pared, piedra, yeso, escayola, etc) es nuestra mejor opción.

Si estamos tratando de pintar un material no-poroso (metal, plástico, otras pinturas antiguas) es imperativo limpiar adecuadamente las superficies. Simplemente este gesto mejorará la adherencia y evitará que necesitemos aplicar una imprimación o un cubre manchas.

Hemos de pensar en este tipo de pinturas siempre como el último recurso. Una preparación descuidada del soporte no será compensada ni siquiera por la mejor pintura anti-manchas del mercado. Si la necesitas, AQUÍ tienes una que hemos probado con excelentes resultados.

COMO HACER QUE LA PINTURA CUBRA MÁS

Realmente me encantaría poder daros algún truco para lograr que la pintura cubra más y mejor. Pero no existe ninguno.

Descripción gráfica de cómo te sientes
cuando por más que lo intentas, la pintura no cubre…

La única forma de asegurarnos el máximo poder de cubrición es evitar cometer errores como los que hemos ido enumerando a lo largo de todo el artículo. No hay fórmulas mágicas. Ni siquiera las famosas pinturas “de una capa” lograrán su cometido si no ponemos especial esmero en la preparación.

Permitidme que cite de nuevo los principales factores que hacen que la pintura no cubra:

  • Hay que diluir la pintura en su punto justo
  • Hay que remover el bote concienzudamente desde el fondo
  • Evitaremos pintar sobre manchas de grasa
  • No repasaremos la pintura en exceso

Si no caemos en estos pequeños errores, no tendremos que preocuparnos por la cubrición de la pintura.

Obviamente si tratamos de pintar con un color muy distinto al original necesitaremos más manos de pintura que si aplicamos un color similar.

Pero si hacemos todo de la forma correcta, aunque tengamos que dar 3 ó 4 manos, sabremos que estamos en el punto óptimo de cubrición. Por lo que estaremos empleando el trabajo y esfuerzo mínimo necesario para lograr un buen resultado.

A veces hay trabajos más fáciles y algunos otros más costosos y es algo fácilmente asumible para cualquiera de nosotr@s.

Sin embargo, complicar un trabajo fácil, o terminar complicando todavía más un trabajo ya difícil a priori, puede llegar a frustrarnos hasta límites insospechados. Más aún si por tratar de ahorrar tiempo y esfuerzo tomamos un atajo y terminamos tardando el doble.

Esperamos que os haya sido útil y ahorraros algo de trabajo y esfuerzo.

¡Muchas gracias por haber llegado hasta aquí!

Si se nos ha olvidado algo… ¿Nos dejas un comentario?

¡Síguenos en Facebook e Instagram!.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *