QUE NECESITO PARA PINTAR UNA HABITACIÓN | LISTA COMPLETA

material necesario para pintar

¿QUÉ NECESITO PARA PINTAR UNA HABITACIÓN?

Es una pregunta que seguro te has hecho. No se necesitan demasiadas cosas, aquí tienes una lista completa de todo el material necesario para pintar una habitación:

PINTURA1 Litro x m2 de suelo
BROCHA3 ó 4 cm de diámetro
RODILLOPelo corto para lisos,
pelo largo para gotelé
CINTA CARROCEROMínimo 20 mm de ancho
PAPEL RODAPIECartón con cinta incorporada
PLÁSTICO TAPARPlástico muy fino, barato y flexible
CARTÓN PARA SUELOMás grueso que el papel (para evitar resbalones)
MASILLA, ESPÁTULA Y LIJAMasilla para paredes y lija fina (grano<220)
Lista completa de materiales necesarios para pintar una habitación

Es normal tener muchísimas dudas sobre que tipo de pintura adquirir, que cantidad, que brochas o rodillos son mejores para nuestro cometido, etc. Hay una inmensa variedad tanto herramientas como de materiales y podemos convertir un trabajo sencillo en una auténtico sufrimiento si no tenemos esto en cuenta. ¡No te tortures usando la herramienta incorrecta!

Vamos a entrar a detallar lo más básico para que una vez nos pongamos manos a la obra, tengamos todo lo necesario para hacer un trabajo inmejorable. Si tienes dudas, aquí te contamos cada cuanto tiempo pintar la casa.

¿Por dónde empiezo?

QUE NECESITO PARA PINTAR UNA HABITACIÓN
Algunos materiales necesarios para pintar

PINTURA

Tan obvio!!

Respecto a la pintura de pared y de forma muy general, podemos diferenciar entre dos grandes grupos: Interior o Exterior y Brillo o Mate.

Aunque existen pinturas con diferentes composiciones vamos a centrarnos en las llamadas “plásticas”. Los esmaltes, revestimientos y otros tipos suelen tener precios más elevados por lo que no son recomendables si no hemos pintado antes.

La pintura plástica está prácticamente por todas partes. Es la elección segura. Facil de aplicar, baja emisión de olores, no nociva, secado rápido, buen acabado y resistencia…

Las principales dudas normalmente giran en torno a pinturas plásticas, acrílicas, vinílicas, latex, etc… Tienes a tu disposición todo un artículo hablando sobre los distintos tipos de pinturas plásticas por si tienes curiosidad.

Como concluí en aquel artículo, no es necesario darle demasiadas vueltas. Basta con comprar una buena pintura para pared sin escatimar demasiado en el precio. Cualquier pintura con un precio medio cubrirá perfectamente nuestras necesidades.

Solo necesitamos tener claro si queremos pintar una zona exterior o interior de casa y si preferimos un acabado Mate o Brillante.

Si prefieres una recomendación rápida, algo bueno, barato y eficaz estás buscando esto.

BROCHA Y RODILLO

Las herramientas que utilicemos para aplicar la pintura sobre las paredes y techos pueden condicionar totalmente el resultado. Para bien o para mal.

En cuanto a la brocha o pincel a utilizar hemos de escoger un tamaño suficientemente grande para aplicar la pintura generosamente. Aquellas entre los 30 y 50 mm son las más adecuadas.

Podemos encontrarlas tanto planas como redondas. Es una preferencia personal, pues no marcan la diferencia en cuanto al resultado. Si nunca has utilizado una, quizá prefieras la redonda porque no importa el sentido en el que apliquemos la pintura pues no varía la forma del pelo.

Por otra parte en cuanto a los rodillos, básicamente los definen dos factores: Ancho del rodillo y longitud del pelo.

Elegiremos siempre rodillos con un ancho igual o superior a 22cm. El rodillo puede dejar marcas a lo largo de la pared (sobretodo si utilizamos poca pintura) y cuanto más estrecho sea, más pasadas necesitaremos para cubrir una pared con lo que dejaremos más marcas… No queremos eso.

¿Qué rodillo utilizar para paredes lisas?

Respecto a la longitud del pelo tendremos en cuenta que aquellos con el pelo «largo» harán el trabajo más fácil pero dejarán una textura con un ligero relieve en toda la pared. Los utilizaremos en paredes ya texturizadas (gotelé, envejecidos, paredes de ladrillos) porque aquí la textura será inapreciable y llegaremos fácilmente a cubrir todos los recovecos.

Usaremos los de pelo corto para paredes lisas o con gotelé muy fino aunque nos cueste algo más de trabajo. En estas paredes lisas es muy importante no «aportar» textura al pintarla con el rodillo porque degradaremos el aspecto de forma irremediable.

Usaremos los de pelo más largo para paredes con texturas más fuertes. Un gotelé algo más grueso, una pared de ladrillos, una pared rústica con imperfecciones, etc. En estas paredes el problema de saturarla de pintura y dejar una posible marca por exceso no es tan grave.

El hecho de que la pared ya tenga una textura propia disimula en gran parte este efecto. Con un rodillo de pelo largo conseguiremos llegar a cubrir todos las imperfecciones sin tener que insistir demasiado.

MATERIAL PARA TAPAR

¿Sabes que puedes terminar de pintar tu habitación sin necesitar limpiar ni una sola gota de pintura?

Solo es cuestión de utilizar el material adecuado. Invertir algo más de tiempo en preparar la habitación protegiendo todas las superficies que no van a ser pintadas siempre será algo que finalmente nos haga ahorrar mucho tiempo.

Si hay algo que puede resultar terriblemente tedioso al pintar nuestra habitación, es tener que invertir horas en limpiar pequeñas gotas repartidas por todas partes. Igualmente hay que decir que la pintura plástica se limpia con mucha facilidad de cualquier material no poroso con sólo un trapo humedecido.

Estamos desarrollando un artículo donde te mostraremos algunas formas de hacerlo, pero mientras tanto te dejamos aquí un pequeño resumen.

Cinta de carrocero

Es un tipo de cinta de papel con muy buena adhesión a cualquier superficie limpia de polvo y grasa. Se manipula con extrema facilidad y podemos cortarla con nuestros propios dedos sin ningún esfuerzo.

Cinta de carrocero

La utilizaremos según el ancho que escojamos para interruptores, marcos de ventanas, rodapiés, etc…

Suele ser una buena solución, aunque incluso utilizando un ancho importante no llega a cubrir por completo los elementos y podemos mancharlos si no tenemos mucho cuidado. Además estas cintas anchas son más caras y tenemos mejores soluciones como la que viene a continuación…

Papel para rodapie

Básicamente tenemos un rollo de cinta de carrocero al que se ha añadido una franja de papel. Resulta increíblemente cómodo de usar y eficiente para proteger los rodapiés, marcos de puertas, ventanas etc. Muy recomendable.

Papel con cinta para tapar rodapie

Nos permitirá pintar con más tranquilidad y esos centímetros extra de papel evitarán que manchemos aunque seamos un poco «efusivos» al hacer el trabajo.

Plástico

Normalmente lo utilizaremos para cubrir todos los elementos que no podemos sacar de la habitación. Camas, armarios, etc. Podemos utilizarlo también para cubrir puertas, armarios empotrados y ventanas.

Lámina de plástico para proteger muebles

Es tremendamente delgado, por lo que hay que manipularlo con cuidado. Pero nos aseguraremos de no manchar nada que quede cubierto con el plástico.

Recuerda llevarlo a reciclar después.

Cartón para el suelo

Para el suelo lo más recomendable es utilizar un cartón reciclado. Se extiende fácilmente, la pintura fresca no lo traspasa y además podemos pegarlo al suelo con cinta para evitar resbalones. Podemos emplear sábanas viejas o mantas, pero la pintura se filtrará y terminaremos manchando el suelo.

Cartón para tapar suelos

Además si vamos a pintar más de una habitación podemos reutilizarlo. Igualmente deberíamos llevarlo al contenedor adecuado para ser reciclado después.

Hasta aquí llega la lista de imprescindibles para hacer un trabajo fácil y que resulte satisfactorio. Pero quizás te estés preguntando…

¿Eso es todo lo que necesito para pintar una habitacion?

Desde luego puedes hacer el trabajo con el material que hemos enumerado hasta ahora. Pero si quieres ponerte además más faciles las cosas, seguro que te interesan algunos accesorios que pueden darte ese extra para lograr el mejor resultado.

ALARGADORES

Existe una amplia variedad de alargadores para pintar. Desde aquellos con cabezales regulables en ángulo, a distintas medidas según la distancia a la que queremos trabajar. Para pintar un pequeño cuarto de nuestra casa, nos bastará con un alargador de 1 ó 1’5 metros aproximadamente. De todas formas la razón principal para usar un alargador es la ergonomía.

Para pintar el techo es casi un imprescindible. Si lo hacemos sin alargador, subiendo y bajando de la escalera para todas las zonas, posiblemente dejemos marcas indeseadas. Si no somos lo suficientemente rápidos al hacer el trabajo (y esa no es una forma rápida de hacerlo) cuando pintemos una nueva zona haremos una superposición de capas con la zona ya pintada.

El alargador no solo facilita el trabajo y permite que pintemos directamente desde el suelo. Seremos capaces de ser más eficientes por simple ergonomía y tendremos más control del movimiento del rodillo. Esto nos hará ser mas rápidos, ágiles y eficientes en la aplicación de la pintura.

Incluso la tarea de pintar una pared será mucho más agradecida si utilizamos un pequeño alargador. Normalmente un alargador de más de 0’50 metros nos complicará el trabajo cuando pintamos en habitaciones con muebles agrupados en forma de “isla” en la parte central o un pasillo. Un alargador de 0’50 metros es extensible hasta 1 metro, con lo cual puede ser una opción muy versátil tanto para techos como para paredes.

CUBETA DE PINTOR

Podemos hacer el trabajo sin ella sumergiendo directamente el rodillo en un cubo cualquiera, pero la rejilla incorporada en este tipo de cubos es una pequeña genialidad. Por cierto… sumergir suena a literalmente “bañar” el rodillo en pintura… es un error!

Lo ideal es sumergirlo un par de centímetros mientras lo hacemos girar contra las paredes del cubo para impregnar toda la superficie. No es algo complicado, pero nos puede costar un poco “pillar el truco”. La rejilla simplifica la tarea totalmente. Sólo tienes que hacer rodar el rodillo sobre la rejilla antes de sacarlo del cubo y ¡adiós problemas!

No sólo nos permite ensuciar menos porque reduce el exceso de pintura que ponemos en la herramienta. Además de eso distribuye la pintura uniformemente sobre todo el rodillo, lo cual nos va a ser de gran ayuda. Evitará que dejemos marcas por sobrecarga (o falta de carga) de pintura en la pared o el techo.

Su forma rectangular además permite que podamos sumergir el rodillo uniformemente.

ESCALERA

Si tengo un alargador, ¿necesito una escalera? No es una pregunta baladí, quizá según el trabajo que estemos haciendo podamos prescindir de ella. Sin embargo contar con una pequeña escalera de aluminio en casa hará que acceder a todas esas zonas complicadas nos resulte mucho más sencillo… ¡y seguro!

Si no tenemos la escalera a mano, podemos terminar subidos a casi cualquier cosa. Un mueble, una silla, una caja… y es realmente una pésima idea. No sólo podemos hacernos mucho daño, podemos romper cualquier cosa infinitamente mas valiosa que la propia escalera.

No se nos ocurre ninguna buena razón para no tener una en casa. Facilitará numerosas tareas cotidianas (desde cambiar una bombilla a quitar unas cortinas para lavar) y sobretodo, lo haremos con seguridad.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Que se necesita para pintar una habitacion?

Como mínimo necesitaremos pintura, una brocha o pincel, un rodillo y material para proteger las superficies que no queramos manchar.

¿Mejor Brillo o Mate?

– Es cuestión de gustos, pero normalmente recomendaríamos pintar con pintura mate. El brillo puede dar un aspecto muy plástico a la pared y además resalta cualquier imperfección.

¿Funcionan las pinturas de “UNA CAPA”?

Muy rara vez. Si queremos pintar una pared de un color parecido y no demasiado deteriorada podemos conseguir un buen resultado a una capa. Pero este tipo de pinturas resultan demasiado espesas y deterioran el resultado a cambio de prometernos menos trabajo.

¿Cuantos litros de pintura necesito para pintar una habitación?

Para no quedarnos cortos, una buena aproximación es comprar 0’75 Kg de pintura para cada metro cuadrado de superficie que tenga nuestra habitación (2 capas)

¿Pintura plástica o acrílica para pintar una habitación?

Hay bastante confusión con esto ahí fuera… Todas las pinturas acrílicas son consideradas plásticas. La diferenciación que realmente deberíamos hacer es Acrílica o Vinílica. Para pintar nuestra pared no necesitamos conocer el dato, hay muy buenos productos con ambas composiciones. Únicamente tenemos que adquirir una pintura de buena calidad que casi siempre trae consigo un precio elevado. Si pensamos fríamente que pintaremos aproximadamente una vez y no volveremos a hacerlo hasta cinco años después, vale la pena invertir un poco más en pintura de calidad. ¡Huye de las gangas!¿Quieres compartirlo?

¡Síguenos en Facebook e Instagram!.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE ALGUNO DE ESTOS ARTÍCULOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *